viernes, 13 de septiembre de 2013

Final del cuento: Una naranja entera



Después de un par de años, de escribir cuentos que no tenían final, hoy he decidido poner fin a uno, no se que tipo de final será, pero lo que sí se es que es el comienzo de otra vida, una historia totalmente distinta a las aquí contadas. Seré crítica conmigo misma, estos cuentos de nunca acabar habían caído en una espiral de la ilusión a la tristeza, pasando por el abandono y con alguna que otra pérdida de la dignidad por el camino...

Yo, simplemente me he cansado, desconozco quien leía o no esas historias en las que abría sin barreras mi interior y lo dejaba expuesto como si así dejase salir todos los sentimientos amargos y no fueran a volver. Pero, creo que he derrochado negatividad, que quien me haya leído comprenderá la amargura y el débil estado de ánimo en el que me encontraba al escribir y hoy quiero decir que se terminó.

No quiero ser esa mujer que se lamenta de su destino, ni la que llora a mamones sin escrúpulos, ni la que tiene miedo del futuro debido a su inexperiencia...hoy quiero empezar de cero y conmigo sólo me llevo la escritura, mi gran amor, para contar una nueva historia, para dar un giro a mi vida. Después de mucho pensar y dramatizar, pensé en un título cómico y perfecto, el diseño no es demasiado original, pero espero que guste y si puede ser alentador, eso me alegraría muchísimo.

Presento en sociedad a UNA NARANJA ENTERA.
http://naranjasenterasteras.blogspot.com.es/


No hay comentarios: